El trabajo en equipo es una herramienta fundamental para ser exitoso en el mundo de los negocios. Esta estrategia alude a la idea de que los objetivos se pueden lograr más fácilmente si cada persona hace algo diferente pero de forma coordinada. Ya lo dijo Henry Ford: “Llegar juntos es el principio. Mantenerse juntos es el progreso. Trabajar juntos es el éxito”.

No hay dudas de que esta forma de trabajo es la más adecuada para cualquier tipo de organización, independientemente del rubro al que pertenezca. Así, no sólo es más sencillo cumplir los objetivos propuestos, sino que además fomenta el buen clima laboral y provee las condiciones necesarias para que el emprendimiento funcione con éxito.

Ahora bien, ¿Cómo se arma un buen grupo de trabajo? A continuación, detallamos algunos postulados a tener en cuenta si queremos salir a la cancha a jugar en equipo:

1. Establecer objetivos comunes

Para que todos trabajen en la misma dirección, se debe plantear una meta colectiva. Para ello, es importante que el líder comunique la misión y la visión de la empresa, dejando claro cómo puede contribuir cada uno de los empleados para lograr los objetivos propuestos.

2. Todos deben involucrarse en las decisiones

Como líder de tu emprendimiento, debes crear espacios de debate y reuniones donde todos puedan compartir sus opiniones.

3. Promover la confianza

Debes fomentar un ambiente de trabajo donde todos conozcan las fortalezas y las debilidades de los demás, de modo que puedan ayudarse mutuamente. Debe quedar claro que cada uno tiene un rol fundamental y todos contribuyen, desde su área, al funcionamiento de la organización.

4. Celebrar los éxitos

Reconocer el trabajo individual es importante, pero celebrar el trabajo en equipo lo es aún más. Cuando logran una meta, procura reunir a todos los implicados y agradecerles por su trabajo. Esto hace a la unión grupal y también favorece el clima laboral.

Sin importar el tamaño de tu empresa, esta estrategia será válida siempre y cuando haya alguien dispuesto a ponerse la cinta de capitán y a conducir al equipo de la mejor forma posible. Y si trabajas solo, es un buen momento para que pienses en asociarte con alguien más porque, como dijo Michael Jordan, “el talento gana partidos, pero el trabajo en equipo y la inteligencia ganan campeonatos”.