Con el auge de la movida emprendedora, cada vez son más los hombres y mujeres que se animan a apostar a proyectos personales. Muchos de ellos, no sólo han logrado insertarse en el mundo empresarial, sino que han podido llevar sus negocios a lo más alto, convirtiéndose en referentes dentro del ecosistema emprendedor.

Desde Áurea Agency, quisimos homenajear a algunas de las tantas mujeres que persiguieron sus sueños y que, con sus ideas, transformaron el mundo de los negocios.

Belén Barragué

“Apasionada por la moda y emprendedora del alma”, Belén Barrague es la Co-Fundadora de Sofía de Grecia, una marca de indumentaria femenina con presencia en Chile y Argentina. En 2008 decidió comenzar un emprendimiento con su mejor amiga. “Empezó siendo una feria en el living de mi casa, y hoy es una Pyme en transición a empresa”, asegura en su blog personal.

Belén se convirtió en una referente no sólo en el mundo de la moda, sino también dentro del ecosistema emprendedor. Desde hace unos meses, comenzó en SoundCloud un ciclo llamado Emprendals, donde comparte entrevistas con emprendedores y brinda consejos para todas aquellos interesados en desarrollar proyectos personales. Sin dudas, una emprendedora a todo terreno.

Andrea Nallim

Oriunda de la ciudad de Guaymallén, Mendoza, Andrea Nallim ya consiguió varios reconocimientos como mujer emprendedora. En 2016, fue seleccionada entre 73 participantes de todo el mundo para concursar por el Woman In Business Awards (Premio a la Mujer Empresaria).

Con el fin de contribuir al cuidado del medio ambiente, Nallim desarrolló un proyecto llamado Recycling Technology, un servicio de reciclaje para empresas que generan basura tecnológica.

Lo que hacen es retirar los elementos a domicilio y llevarlos la planta de Reciclarg, donde son desmantelados para separar los elementos reciclables -metal, vidrio, plástico- de otros, como los circuitos. Los primeros son vendidos a empresas que los reutilizan y los segundos, almacenados hasta reunir un determinado volumen para enviarlos a Buenos Aires, desde donde se exportan.

Sin dudas, su reconocimiento va más allá del “emprendedurismo verde”, categoría en la que se consagró ganadora. Andrea Nallim es otro gran ejemplo de una mujer valiente, que sueña en grande y que ha sabido transformar su proyecto en un negocio de alto impacto.

Viviana Zocco

Ejecutiva y empresaria argentina, Viviana Zocco es la fundadora del Grupo VI-Da, un conjunto multidisciplinario que genera productos digitales destinados a la cultura, la educación y el entretenimiento, especialmente pensados para Millennials.

El año pasado, durante la celebración de la 13° Edición de los premios Stevie for Women in Business, Zocco ganó la estatuilla de oro en la categoría “mujer emprendedora del año” para América Latina.

Al recibir su premio, la empresaria sostuvo: “Ser una mujer emprendedora es tomar el camino más complicado: difícil, pero posible. A lo largo de mi carrera he aprendido que hay que ser uno mismo, tener confianza y nunca rendirse”. Sin lugar a dudas, una gran lección para todos aquellos que alguna vez soñaron con desarrollar un proyecto propio.

Hoy en día, existen miles de asociaciones que apoyan el desarrollo del emprendedurismo en nuestro país. Mujeres emprendedoras, por ejemplo, es una comunidad de emprendimiento femenino privado que proporciona asesorías y redes de negocios, con la finalidad de promover al máximo el desarrollo de ideas de negocios llevadas a cabo por mujeres.

Como siempre decimos, sabemos que no hay nada que pueda detener a un verdadero emprendedor, y estas mujeres lo han sabido demostrar.

Imagen: Freepik